SANTIAGO.- Televisores, lavadoras, hornos, cocinas, impresoras, notebooks, teléfonos y antiguos equipos de fax son solo algunos de los productos que son desechados porque dejaron de funcionar o no se usan, pero ¿qué pasa con toda la basura electrónica? En Chile anualmente se botan más de 3 millones de celulares y más de 500 mil computadores, de los cuales el 81% tiene destino desconocido y la diferencia se “elimina” junto a los residuos domésticos o vertederos. La basura electrónica o “e-waste” no sólo es uno de los residuos más contaminantes para el medio ambiente contaminando las aguas y el suelo, sino también un peligro para la salud de las personas y otros seres vivos. Contienen arsénico, mercurio, plomo, cadmio y otros elementos que al ser manipulados sin los cuidados necesarios puede generar que se liberen y provoquen daños al corto o largo plazo. Los artículos electrónicos están compuestos de metal, plástico y vidrio principalmente por lo que deben recibir diversos tratamientos en el proceso de reciclaje. “Gran parte va a parar a los vertederos o rellenos sanitarios porque la gente desconoce a las instituciones especializadas que se dedican a tratarlos y las empresas que generan los artículos electrónicos se involucran escasamente con el tratamiento de éstos”, asegura Ariel Valdés,  biólogo ambiental y director de investigación de la ONG YoReciclo. “Es posible encontrar residuos peligrosos tales como el mercurio contenido en las pantallas LCD, el plomo y polvos fluorescentes devenido de las pantallas CRT, entre otros residuos utilizados como soldaduras retardantes de fuego”, explica la directora ejecutiva de Chilenter, Irina Reyes. Actualmente, el Ministerio de Medio Ambiente está trabajando en el proyecto de ley Marco para la Gestión de Residuos y Responsabilidad Extendida del Productor (REP) que pretende que las empresas productoras se hagan cargo de los residuos electrónicos, considerados dentro de los productos prioritarios y reconocidos en el estudio para la implementación de la REP. En 2009 en Chile se desechaban 0,45 kilos de basura electrónica por habitante, cifra preocupante que, según las estimaciones de Chilenter, a la fecha podría alcanzar un kilo por persona. Esto se explica, en parte, porque ha aumentado el uso de tecnología por parte de las personas y las empresas, reduciendo así los tiempos de recambio. Según las cifras de la fundación Chilenter, lo que más se desecha en Chile son monitores CRT, impresoras y computadores de escritorio y “poco a poco” están llegando equipos celulares. Todo se puede reciclar “Se puede reciclar más del 90% de los componentes y piezas electrónicas. Las baterías de litio o baterías de ácido-plomo que están contenidas en los sistemas UPSs, son uno de los pocos elementos que no pueden pasar a procesos de valorización ya que sus características físico-químicas no lo permiten”, explica la directora de Chilenter. “Se necesitan campañas de sensibilización y educación ambiental, de la mano de puntos limpios autorizados para la recepción de este tipo de residuos”, concluye. El reciclaje como tema pendiente “Se necesitan campañas de sensibilización y educación ambiental, de la mano de puntos limpios autorizados para la recepción de este tipo de residuos”, señala Irina Reyes. Para Ariel Valdés, de la ONG YoReciclo, es importante “generar conciencia sobre el impacto que tienen nuestros residuos sobre el medio ambiente. Es necesario generar un cambio cultural”. Iniciativas actuales La fundación sin fines de lucro Chilenter recibe equipamiento electrónico en desuso, lo revisan y los reciclan o reacondicionan. Estos equipos son entregados en comodato a establecimientos educacionales y organizaciones sociales sin fines de lucro. La idea es que luego de este segundo uso, vuelvan al proceso de reciclaje y no terminen en vertederos. Desde 2009 a la fecha Chilenter ha procesado 1.650 toneladas de residuos electrónicos a nivel nacional e internacional. Por otro lado, la ONG Yo Reciclo busca fomentar el reciclaje a través de la gestión de residuos. Para esto ha realizado campañas masivas entre los ciudadanos como #SalvemosLasBolsas, y programas de educación ambiental, cómo Aliwen.

Fuente: Emol.com – http://www.emol.com/noticias/tecnologia/2015/01/16/699503/que-hacer-con-la-basura-electronica-la-importancia-de-reutilizar-los-desechos-tecnologicos.html

http://www.emol.com/noticias/tecnologia/2015/01/16/699503/que-hacer-con-la-basura-electronica-la-importancia-de-reutilizar-los-desechos-tecnologicos.html